Escuela Sabática Para Adultos

Miércoles 12 de diciembre Audio Diálogo Bíblico Comentario EGW
EL ESTUDIO DE LA BIBLIA Y LA COMUNIÓN

Lee Hechos 2:42 ( CB ) . ¿Cuáles eran algunos de los elementos de la adoración cristiana primitiva?

“Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones” (Hech. 2:42). Desde los orígenes de la iglesia, la adoración se ha caracterizado por la centralidad del estudio de la Palabra de Dios que nos dieron los apóstoles. Los primeros cristianos eran fieles en el estudio de las Escrituras en cuanto a lo que decían acerca de Jesús, el Mesías. Estaban en comunión constante para compartir entre ellos las bendiciones que Dios les había dado y para animarse mutuamente en su andar espiritual con Dios. En la Palabra exploraron las verdades sagradas que se convirtieron en la base de su mensaje al mundo.

¿Qué dicen los siguientes pasajes acerca de la importancia de estudiar la Palabra de Dios en comunión con otros creyentes?

2 Rey. 22:8-13 ( CB )

Hech. 17:10, 11 ( CB )

2 Tim. 3:14-17 ( CB )

“Doquiera se proclamen las verdades del evangelio, los que desean sinceramente hacer lo recto son inducidos a escudriñar diligentemente las Escrituras. Si en las escenas finales de la historia terrenal aquellos a quienes se proclaman las verdades probatorias siguieran el ejemplo de los bereanos, escudriñando diariamente las Escrituras, comparando con la Palabra de Dios los mensajes que se les dan, habría un gran número de leales a los preceptos de la Ley de Dios donde ahora hay comparativamente pocos” (HAp 188, 189). Somos un pueblo unido debido a las verdades que proclamamos, las cuales encontramos en la Palabra de Dios. Esto se aplica a la iglesia de Dios en sus orígenes, y también a la iglesia actual. El estudio de la Palabra de Dios forma la esencia de nuestra adoración a Dios y de nuestra unidad como pueblo que ha sido llamado a proclamar el mensaje de los tres ángeles al mundo. Cuando nos unimos como familia para compartir y adorar, las Escrituras nos transmiten las palabras de Dios para guiar nuestra vida en preparación para nuestra misión y para la segunda venida de Jesús. ¿Cuán firme es tu cimiento en tus creencias bíblicas? Es decir, ¿estás suficientemente arraigado en la Biblia como para poder mantenerte firme frente a la muerte como los tres muchachos hebreos?

Deja tu Comentario