Devoción Matutina Para Adolescentes

22 DE ABRIL

¿A QUIÉN PERTENECES?

Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. Efesios 2:8, NTV.

Mientras estaba en Buenos Aires, Argentina, decidimos manejar en nuestro automóvil alquilado hacia el norte del país. Cuando miramos el mapa, nos dimos cuenta de que podíamos tomar un atajo cruzando por Uruguay. La primera parte del viaje sería en transbordador desde Buenos Aires hasta Colonia del Sacramento, en Uruguay. Manejamos hasta el muelle, compramos nuestros pasajes y subimos a la embarcación. Dejamos el automóvil estacionado y fuimos a la cubierta superior mientras cruzábamos el Río de la Plata.

Como habíamos ingresado en un nuevo país, teníamos que pasar por las garitas de aduana e inmigración para que nuestra entrada en Uruguay fuera oficial. Nos sorprendió descubrir que Colonia era un pequeño pueblo de gran importancia histórica, y uno de los pueblos más antiguos de Uruguay, pues data del siglo XVII. Exploramos el pueblo y encontramos una maravillosa sección histórica rodeada por una muralla, con un puente levadizo de madera, un antiguo faro y mucho más. Una de las cosas interesantes que aprendí fue que el pueblo de Colonia fue fundado por los portugueses en 1680. Al año siguiente fue conquistado por España, pero un año después fue recuperado por Portugal. Algunos años más tarde España volvió a conquistarlo, y pronto después, Portugal lo volvió a recuperar.

Desde 1680 hasta hoy, Colonia ha cambiado de manos, de corona en corona, ¡once veces! Esto me hizo pensar en cómo es la vida en ocasiones. Le decimos a Dios que queremos serle fieles, pero luego le fallamos. Le pedimos perdón a Dios y le rogamos que gobierne nuestra vida, pero Satanás nos tienta y nos hace caer otra vez. La noticia maravillosa es que no importa cuántas veces caigamos, Dios nos perdona y nos acepta de nuevo. Eso es la gracia. Hemos pecado y no merecemos el perdón, pero Dios nos perdona de todos modos porque nos ama tanto.

Dile hoy a Dios que reconoces tus faltas y pídele que te perdone. ¡Su perdón es el mejor regalo!

Deja tu Comentario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.