Devoción Matutina Para Menores

17 DE JUNIO

¿POR QUÉ LAS ESTRELLAS TIENEN LUZ PROPIA?

«Entre ellos brillan ustedes como estrellas en el mundo». Filipenses 2:15

Las estrellas, a diferencia de la Luna, tienen luz propia, y cada una de ellas tiene una luz diferente. La Luna se limita a reflejar la luz del Sol, pero las estrellas brillan por sí mismas porque están compuestas de gases de helio e hidrógeno y sufren reacciones termonucleares que emiten luz y calor.

Hablando de estrellas, viene a la memoria la promesa que recibió Abraham de parte de Dios: «Mira bien el cielo, y cuenta las estrellas, si es que puedes contarlas. Pues bien, así será el número de tus descendientes» (Génesis 15:5). Cuando Abraham escuchó esta promesa se puso muy contento, ya que las estrellas son tantas que nadie las puede contar. Pero por muy impresionante que sea un cielo estrellado, mucho más impresionante es nuestro Dios, que creó el cielo, las estrellas, la Luna, el Sol, las constelaciones y todo lo que existe. «Él creó las constelaciones: la Osa Mayor, el Orión y las Pléyades, y el grupo de estrellas del sur» (Job 9:9).

Dios quiere que seamos como estrellas, es decir, que brillemos con luz propia. Y esa luz es el reflejo de lo que él produce en nuestro interior: amor, paz, inteligencia. De ese modo, brillaremos en este mundo para Jesús. «Que nadie encuentre en ustedes culpa ni falta alguna, y sean hijos de Dios sin mancha en medio de esta gente mala y perversa. Entre ellos brillan ustedes como estrellas en el mundo» (Filipenses 2: 15).

Desafío: Dibuja un marco sobre un papel de 15 x 15 centímetros. Apunta con ese marco a las estrellas y trata de contar cuántas hay en ese espacio.

Deja tu Comentario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.