Devoción Matutina Para Menores

20 DE SEPTIEMBRE

PETE Y REPEAT

Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando, S. Juan 15: 14.

Un verano antes de que comenzara nuestra temporada de campamentos juveniles, Dave, nuestro director de naturaleza, me preguntó si quería tener una pareja de cuervos en el campamento. Acepté con gusto, así que trepó a la copa de un alto pino y sacó dos polluelos de cuervo de un nido. Comenzó a alimentarlos y acostumbrarlos a una madre humana. Casi alcanzaban la madurez cuando Dave los llevó al campamento. Trabajaba con ellos en la jaula mientras los alimentaba cada día.

Un día Dave me dijo:

-Creo que ya les gustará estar en el campamento. ¿Te parece bien que los saque de la jaula?

Dije que sí, y entonces salieron Pete y Repeat. Esos cuervos volaban y aterrizaban sobre la cabeza, los hombros y los brazos de los campistas. Se divirtieron mucho con Pete y Repeat. De hecho, esos dos personajes se volvieron tan atrevidos que cuando todos los campistas hacían fila, volaban hacia ellos y descendían para desatar algunas de las agujetas de los chicos. Les encantaba desatar mis agujetas.

Siempre sabíamos que Pete y Repeat planeaban alguna travesura. Cada mañana entre las 5:30 y las 6:00, bajaban a un árbol cercano a mi cabaña y me llamaban. Nunca necesité un reloj de alarma con ellos. Hacia el final del campamento, Repeat se fue volando a estar con los cuervos salvajes. Volvía con ellos y se quedaban cerca del campamento, pero nunca estuvo realmente con nosotros otra vez. Pete se quedó en el campamento varios meses hasta que llegaron las fuertes nevadas y quedaban pocas personas. Entonces también se volvió salvaje. Nos alegró que Dios hubiera permitido que esos dos pájaros fueran nuestros amigos durante ese verano.

Jesús quiere ser nuestro amigo por mucho tiempo. Estuvo en este mundo y fue amigo de mucha gente, pero volvió al cielo para estar con su padre. Aunque ya no lo vemos, aún es nuestro amigo. Quiere que le hablemos, así que arrodíllate y habla hoy con él. Luego, durante el día, sigue hablando con él.

Deja tu Comentario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *