Devoción Matutina Para Menores

20 DE OCTUBRE

¿POR QUÉ EN LA BIBLIA NO SE MENCIONAN LOS APELLIDOS DE LAS PERSONAS?

«No temas, que yo te he libertado; yo te llamé por tu nombre, tú eres mío». · Isaías 43:1

Porque a las personas se las identificaba o se las reconocía primero por el nombre, y después por la tribu a la que pertenecían, o el lugar donde habían nacido, o el pueblo en el que vivían, o el nombre del patriarca de su familia, o por la profesión que ejercían… Así por ejemplo tenemos a Saulo de Tarso, José de Arimatea, Jesús de Nazaret, Elías el tisbita, o Jacobo el hijo de Alfeo.

Los hebreos, como otros pueblos antiguos, daban gran importancia a los nombres que se ponían a las personas. ¿Por qué? Porque el nombre tenía un significado, y era símbolo del carácter y la personalidad de quien lo llevaba. Así por ejemplo, vemos un caso que lo explica muy bien. Es el caso de Nabal, el esposo de Abigail. Mira lo que dice Abigail de él: «No haga usted caso de Nabal, ese hombre grosero, porque él, haciendo honor a su nombre, es realmente un estúpido. Siempre actúa con estupidez» (1 Samuel 25:25). La palabra «Nabal» significa «estúpido». ¿Te gustaría a ti que te hubieran puesto ese nombre? Ya me imagino que no.

¿Sabes qué significa tu nombre? ¿Sabes por qué te lo pusieron? ¿Sabes qué significa tu apellido? Tal vez puedes aprovechar la ocasión para preguntárselo a papá y a mamá. Si bien los padres son los que eligen los nombres de sus hijos, la Biblia nos dice que Dios conoce a cada uno por su nombre. «No temas, que yo te he libertado; yo te llamé por tu nombre, tú eres mío» (Isaías 43: 1). ¡Qué grande es Dios, no solamente sabe nuestro nombre, sino que le pertenecemos a él!

Desafío: Descubre el significado de tu nombre. Agradece a tus padres y a Dios por haberte elegido desde antes de nacer.

Deja tu Comentario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.